De mi corazón…

De repente un día es mucho tiempo. Estoy contigo y quiero detener las horas para más tarde desear que vallan más rápido para pronto volverte a ver, poderte sentir y escuchar tu dulce voz que narra esas palabras hemosas que me encanta escuchar.

De repente las cosas se vuelven nada, no importan, no hay problemas y no hay mundo. No pienso con la cabeza y sólo el corazón piensa en la proxima vez que te veré, en la próxima vez que me preguntes esas cosas tan difícil de responder; esas preguntas que me dejan callado, pero que hacen que me de cuenta de lo maravilloso que es decir lo que quieres oír, lo maravilloso que es estar a tu lado y despertar curiosidad en tí.

De repente mi vida esta llena de crueldad, porque me da un amor y me lo quita al mismo tiempo. Viene por las noches a decirme que me ha devuelto el cielo y las estrellas para después darme cuenta que están lejos y que es imposible alcanzarlas.

De repente el miedo se está apoderando de mí; ese miedo a poder tenerte y después tener que separarme de tí por un tiempo que parecerá no tener fin por lo feliz que me haces sentir.

De repente estoy enamorado, enamorado de tí. Perdí todo control de mis acciones y las mariposas que había encerrado hace tiempo ya se escaparon para hacerse sentir en mi estómago otra vez. Me duele tenerte y pensar que soy un espejismo, que solamente soy un romántico en busca de sueños y cazando anhelos.

De repente tengo tres cosas para decirte: hoy te siento, hoy te amo, hoy vivo por ti; y créeme que no quiero saber nada, no quiero enterarme de cómo y por qué camino llegué hasta aquí, no quiero razones, solo quiero recorrer lentamente contigo el puente de emociones que tendiste frente a mí y quiero disfrutar estar a tu lado con los sentidos puestos en tí, sin pensar en mañana, sin pensar en ayer; como quien deja todo a manos de Dios y como quien quiere nada pero prueba todo.

De repente me voy a la cama después de colgar el teléfono para seguir pensando en tí, de repente, soñaré contigo y te diré discretamente al oído lo que siempre te quise decir, eso que sabes hoy siento por ti…