Los silencios en vez de ser molestos, se hicieron algo bonito; es como si cada uno se hiciera una oportunidad de tomar una foto de ese momento y podía guardar esa imagen en mi mente para recordarte hasta que te volvía a ver.

Eres algo así como genial para mí, me encanta cómo eres, cómo ríes, cómo sonríes, cómo haces que me sienta alegre al oír tu voz.

Me gusta cuando te veo callada, porque es ahí cuando más me doy cuenta de lo linda que eres. En general es como si me encantaras tú, cada cosa de tí, cada palabra y cada momento contigo, y no quiero… no quisiera que cambiaras porque te quiero… y no tienes idea cuánto… y tampoco tienes idea de cuánto me gustaría… pero esa seria otra historia…